Cómo elegir, curar y limpiar una tabla de picar para alimentos

Cómo elegir, curar y limpiar una tabla de picar para alimentos

Tablas de picar ¿de madera o de plástico?

Una buena tabla de picar es un elemento fundamental en la cocina, ya que nos acompañara día a día en la elaboración de la mayoría de los platos. En la elección de la tabla de picar es importante tener en cuenta que sobre ella vamos a depositar los alimentos, por tanto es de gran importancia la elección del material con el cual está fabricada, es indispensable que no deje ningún tipo de sabor sobre el alimento que vamos a cortar o picar.

Compártelo en tu red social:

O puedes copiar y compartir este enlace

Descripción

Comparte

Tabla de contenido

 

Elegir la mejor tabla de picar

Tablas de plástico y otros materiales sintéticos

En la actualidad encontramos una gran variedad de tablas de picar, con diseños y colores modernos y atractivos, podemos encontrar modelos relativamente baratos, aunque su durabilidad es limitada y suelen absorber olores y sabores. Las de polipropileno tienen una mayor resistencia y no se impregnan con olores.

Las tablas de picar realizadas con materiales sintéticos no son de origen natural, proviene de derivados del petróleo, no son biodegradables y alteran la naturaleza. Y además estropean el filo de los cuchillos.

Este tipo de tablas de picar tiene la ventaja de que las podemos lavar en el lavavajillas, pesan poco y son baratas.

Tablas de madera

La tabla clásica de toda la vida, son bonitas, resistentes, y de origen natural.

La mayoría de nosotros hemos oído o leído en algún sitio, que las tablas de madera son más propensas al crecimiento de bacterias y gérmenes que las de plástico. Estudios recientes demuestran que esto no es así.

Hay dos tipos de madera, las denominadas blandas como por ejemplo; el pino, acacia, haya. Y las duras; arce, bambú, nogal, roble, teca, y olivo las más tradicionales. Éstas últimas, las maderas duras son las más recomendables ya que absorben menos agua, son más resistentes a los cortes y duran más tiempo.

Tablas de corte de madera de olivo

Son muy bonita, con un tacto sedoso y muy agradable a la vista. A la vez es maderas muy duras, por lo que no son adecuadas para utilizarlas con asiduidad en la cocina, ya que dañarían los filos de los cuchillos. Se utilizan principalmente para servir por ejemplo quesos y embutidos en la mesa. Al corta sobre ella no deja prácticamente marcas como en otras maderas más blandas, y mantendrá su bonita presentación a lo largo tiempo.



¿Por qué elegir una tabla de bambú?

También es conocido como “la planta de los mil usos”. Su producción en la mayoría de los casos es orgánica. Una característica importante es que sus brotes poseen un crecimiento muy acelerado, llegando a alcanzar un crecimiento diarios de hasta 30 centímetros. Por ello el bambú es considerado una fuente sustentable y altamente renovable.

Tablas de corte de Bambú

La madera de bambú es de las más demandadas, son atractivas, duras y resistentes a posibles ralladuras. Y sobre todo son respetuosas con el medio ambiente, es una hierba que crece rápidamente, con lo que no se produce deforestación. Para mí son las más adecuadas.

Otros materiales

Hay tablas de picar elaboradas con muchos otros materiales como la piedra, el cristal, granito, pizarra, aluminio, silicona o incluso de mármol. Son utilizadas para presentaciones.

Cómo curar una tabla de madera

¿Porque hay que curar las tablas de madera?

Debido a que la madera es muy porosa, absorbe mucho líquido. Si empatamos la tabla de picar en aceite vegetal (aceite de oliva, girasol, maíz, lino…) absorberá el líquido que necesita, y de esta manera los jugos que tenga el alimento que depositemos encima no será absorbido, evitando la impregnación de sabores y olores.

Curación antes de usarla

Vertemos una pequeña cantidad de aceite vegetal sobre la superficie de la madera, con la ayuda de un trapo suave, o papel de cocina absorbente, y esparcimos uniformemente el aceite sobre toda la superficie, tanto en la parte de arriba como el la de abajo, y no debemos olvidarnos los laterales. Dejamos secar la madera.

Realizamos este proceso tres veces, hasta que veamos que la tabla no absorbe más líquido. De esta forma el aceite penetra en las fibras de la madera dejando los poros sellados, y a partir de este momento podrá cortar o picar alimentos jugosos sin temor a que las bacterias se queden en la tabla de picar.

Curación durante la vida de la tabla

Si le damos mucho uso la tabla de picar, aplicaremos una fina capa de aceite vegetal cada mes, si el uso es muy infrecuente, se puede realizar cada varios meses. Si la superficie de tabla está muy rayada es mejor desecharla y comprar una nueva.

Limpieza y mantenimiento de la tabla de picar

Las tablas de madera las enjugaremos con agua, después extiende sobre ella una capa de sal, seguidamente con medio limón frota toda la superficie. Lo dejamos actuar durante unos minutos, también puedes agregar vinagre blanco, para quitar el exceso de grasa y manchas. Aclara con abundante agua hasta que quede bien limpia.

Dejar secar en un lugar fresco y a la sombra, nunca ponerla al sol, ya que se secara demasiado, y con el tiempo se pudrirá y se quebrara la madera. Una vez al mes pasar un trapo empapado en aceite vegetal y así dura mucho más tiempo y estarán más bonita.

Las producidas con otros materiales se pueden lavar con agua y detergente para vajillas, o ponerlas en el lavavajillas, a no ser que el fabricante indique lo contrario.

Antonio Ruiz

Soy inquieto y creativo. Aficionado a la fotografía y a todo lo que sea crear algo de la nada, informático de profesión, y cocinero por devoción, ¡bueno vale! lo de cocinero me queda grande, cocinillas mejor, pero con muchas ganas de aprender y compartir lo aprendido.

Comentarios

Todavía no hay comentarios para esta receta, utilice el formulario para darnos tú opinión
Botes pasteurizados
siguiente
Pasteurización o pasterización – Paso a paso
Botes pasteurizados
siguiente
Pasteurización o pasterización – Paso a paso